sábado, 3 de septiembre de 2011

Tú y Yo, siempre..

Noto un gran vacío dentro de mi corazón que me pregunta,
 ¿
Dónde estás tú mi gran amor?... y entonces me entra un miedo por mi cuerpo, de no poder volver a oler tu dulce aroma, y que no notaré esas mariposas en mi interior al verte. ¡ Esta vez te has alejado para no regresar ! ¡Esto se acabó! algo que para ti ni siquiera empezó… Luego el sol se esconde y sale la luna, y me voy caminando lentamente hasta llegar a la cama, sin poderte sacar de mi, y de repente se me derraman unas gotas de mis ojos, y van cayendo hasta llegar a la almohada, ya no tengo fuerzas para recogérmelas de mi triste rostro, sólo me queda llorar hasta que mis ojos no puedan más, entonces es cuando apareces en mis sueños, y los conviertes en algo maravilloso, pero luego vuelve a salir el sol, va siendo hora de regresar a la vida de verdad, me levanto y pienso: espero que este día me vaya mejor, lo seguiré diciendo, hasta el día que al abrir los ojos, no me haga falta decirlo, sino que me dé la vuelta y te vea al lado mío, te pueda abrazar, cogerte la mano y no soltarte JAMÁS!
¡NUNCA TE RINDAS POR NADA, SI DESEAS ALGO DE VERDAD LUCHA POR ELLO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario